ANDREA MARTÍNEZ PELLICER

«De nada sirve que la imaginación tenga alas, si el corazón es una jaula» Frida Kahlo

¡Qué difícil describirse! ¿Quién soy? Soy de las que cree que las personas somos más que adjetivos, profesiones, somos mucho más que un simple “soy…” En mi caso, he aprendido a fluir, a surfear cada ola y ,en ocasiones, perdiéndome entre la espuma, no obstante, aunque lo haya visto muy negro he acabado encontrándome. Siguiendo con mi verbo favorito… aprendo cada día a través de personas, historias, sí, la psicología es una de mis grandes pasiones. El comportamiento humano es tan complejo que su estudio me resulta cautivador y en la práctica el acompañamiento es un viaje por sus historias. Mi parte más académica me acompaña en mi día a día adoro leer y estudiar, eso sí, por mi cuenta, en cuanto me dicen lo que tengo que estudiar…cambia mucho la cosa. También tengo un lado artístico, pintar se ha tornado es una actividad imprescindible, me permite expresarme y conectar conmigo misma. Por no hablar de la escritura, la cual forma parte de mi persona. El deporte me abre una ventana de tranquilidad, paz…¿qué me gusta hacer? Soy de las que hace medias maratones, maratones pero no me cierro puertas, la esgrima, el patinaje artístico, el baile o quizás la natación la cual no me apasiona demasiado pero quién sabe…es probable que los practique en algún momento de mi vida. Como veis soy una persona inquieta, no me canso de aprender, descubrir lo que me rodea.

Desde pequeña, aprendí a contar historias, a vivir vidas inventadas, he ido creciendo y las palabras me siguen acompañando, viajo con las letras… Por no olvidar, que me encanta pasar tiempo sola, dedicándomelo a mí y, también, rodearme y enriquecerme con mi gente. He aprendido a confluir con personas que maravillosas, cada una de ellas con su esencia propia, que ríen, se enfadan, debaten…viven las emociones, a mi me encanta reír( sí, soy de las que llora de la risa…), vivo de la mano de las emociones. En definitiva, todos estos proyectos, personas, experiencias me acompañan en este viaje que vivimos todas/os…nuestra historia. Pienso que cada persona con la que comparto momentos va escribiendo en los capítulos de mi historia, sí, esa historia que me cuento cada día, es maravilloso, ¿verdad? Recuerda, no eres tu historia, ésta fluye, cambia, fluctúa, cuéntatela sabiendo que no es constante, tu eres mucho más.

LAURA ARÉVALO SAIZ

«Que mi punto de vista no olvide la ceguera que lo hace posible» Pablo Messiez

Encuentro en las historias que me rodean – aquellas narradas por las personas que te cruzas por la calle, aquellas que pertenecen a quien sientes cerca, aquellas que descubres entre las páginas y palabras – un punto de mira y un punto de apoyo sobre el que crecer constantemente. Crecer, crear, compartir. Estas tres C conforman gran parte de aquello que es importante para mí, aquello que me llena el pecho en una chispa de calor y me hace vibrar. Busco esa sensación en aquello que me rodea, en las personas con las que comparto viaje (Carol y Andrea me llenan de esta sensación constantemente).

Para mí esa frase de Messiez habla sobre el plantearse el punto de vista desde el que miramos, cuidamos, trabajamos, creamos… Algo que surca mi mente en determinados momentos y me acerca a aquello que quiero ser, incluyo aunque cueste definirlo en este espacio en blanco. Pero las palabras son importantes. Cómo nos definimos, cómo nos narramos a nosotras/os mismas/os marca parte del camino a seguir y parte del cuerpo que se siente. Yo, por ahora, puedo decir que soy psicóloga, soy escritora, soy amiga, hija y amante, soy una lectora incansable, bebedora de café y, también, una gran oyente, sobre todo en días lluviosos.

Esta es parte de una historia, que como la tuya, está por escribir. ¿Te tomas un café con nosotras?

CAROLINA TRUJILLO SÁNCHEZ

«- ¿Podrías escribir en paz?

– Nadie que escriba algo que merezca la pena puede escribir en paz»

Charles Bukowski

¿Quién soy? Cuando me preguntaban qué quería ser “de mayor”, contestaba que payaso. Me temo que ya soy mayor y ahora me descubro a mí misma volviendo a ser fiel a lo que siempre quise ser. Si ser es hacer, ahora soy actriz y, como siempre que una llega a puertos en los que brilla y el tiempo se le escurre entre los dedos, me pregunto por qué no me hice caso antes. Esta es otra cualidad que tengo, que soy muy exigente conmigo pero estoy aprendiendo a tratarme mejor porque no sólo os iba a tratar bien a vosotros, como bien auguró MClan.

Respecto a eso, también soy psicóloga. Intento tratar muy bien a las que deciden confiar en mí como psicóloga con una metodología científica de base. Me flipa poder ayudar a las personas en sus procesos de cambio y antes de ir a dormir pensar en lo que aprendo yo de los suyos, en lo mucho que aprendemos juntas. También soy emprendedora, divulgadora, investigadora… Mil cosas random que acaban en “dora”, qué se yo.

Me apasiona todo lo que tenga que ver con el arte. Especialmente la literatura, que ha sido, es y será mi hogar espero que durante muchos años. Cuando no puedo más también escribo y siempre me propongo sin éxito hacerlo más. Adoro la música, me flipa el jazz y cantar. Siempre quise tocar el arpa y lo haré. Y entre mis habilidades pendientes también está aprender a tocar el saxo y bailar tango. Mañana se me ocurrirán 50 más (y las haré). Soy una apasionada del vivir, del disfrutar y del ser (mucho más que del estar).

Yo he sido y llevo en mi piel muchas historias que me hacen ser la persona que ahora soy. Estoy hecha de mis historias, pero también de las vuestras y de las de todos mis  mis personajes de ficción 

¡Brindemos por las historias que están por llegar y escribámoslas juntas!